sábado, 2 de mayo de 2015

ESPECIAL DÍA DE LA MADRE: 5 obras de música clásica dedicadas a mamá


Si ayer os dejaba propuestas literarias para sorprender a mamá (aquí), hoy os traigo cinco obras de música clásica en donde mamá es la protagonista. Las tenéis de todo tipo, desde aquellas que están  dedicadas a la madre del propio compositor como la primera que os presentamos, Canciones que mi madre me enseñó de Antonin Dvorak o el Requiem Alemán de Brahms, a aquellas en donde el sentir de las madres es el protagonista. Las tenemos alegres, tristes, nostálgicas pero en todas ellas hay dos sentimientos que destacan: el orgullo  y el inmenso amor que hay en toda relación materno filial.



Espero que os gusten.


Antonin Dvorak: Canciones que mi madre me enseñó.

En 1880, el compositor Antonín Dvorák escribió una canción para voz y piano titulada: Songs my mother taught. Una canción nostálgica cuyo texto viene a decir:

Canciones que mi madre me enseñó en días que se desvanecieron largo tiempo atrás. Pocas veces las lágrimas fueron desterradas de sus párpados.Ahora enseño a mis hijos cada compás melodioso.A menudo fluyen las lágrimas.A menudo se desprenden del tesoro de mi memoria.





Richard Strauss: Muttertändelei


Cualquier mamá primeriza y no tan primeriza estará encantada de escuchar Muttertändelei en la que una madre nos "habla" del angelical aspecto de su nuevo bebé. En ella Strauss puso música a unos versos del poeta alemán del s. XVIII Gottfried August Burger.
El lied fue escrito por Strauss en 1899, dos años después de que su esposa Pauline diese a luz a su hijo Franz. ¿Autobiográfica?






Robert Schumann: Un meinem Herzen, un meiner Brust

Frauenliebe und Leben (Amor y vida de mujer) es un ciclo de poemas de Adelbert von Chamisso, escrito en 1830 que describe la historia del amor de una mujer por su esposo, desde el primer encuentro hasta su muerte. Son muchos los compositores del Romanticismo alemán que le pusieron musicaliza -Carl Loewe, Franz Paul Lachner- aunque la más conocida de todas es la realizada por Robert Schumann.


Pues bien, en la penúltima de las ocho canciones que componen el ciclo, titulada Un meinem Herzen, un meiner Brust (En Mi Corazón, En Mi mama) una joven madre mece a su recién nacido mientras nos habla de sus sentimientos frente a ese querido hijo. Os dejo una posible traducción sacada de Kareol:
A mi corazón, a mi pecho,¡tú, mi deleite, tú, mi gozo!La felicidad es el amor,el amor es la felicidad,lo he dicho y no lo retiro.Me arriesgué en exceso,pero ahora soy dichosísima.Sólo la que aquí amamanta,sólo la que aquí ama al niño;sólo una madre sabe, sólo ella,lo que se llama amar y ser feliz.Oh, ¡cómo compadezco al hombre,que no puede sentir la dicha maternal!Tú, amado, amado ángel, tú,tú me miras y sonríes.A mi corazón, a mi pecho,¡tú, mi deleite, tú, mi gozo!

Os dejo una versión maravillosa interpretada por Edda Moser del ciclo completo




Para aquellos que únicamente queráis escuchar la elegida, aquí la tenéis.





Johannes Brahms: Un Requiem Alemán


Ein deutsches requiem (Un réquiem alemán), es una composición para soprano, barítono, coro y orquesta de Johannes Brahms. Catalogada como su opus 45, se trata de una meditación sobre la vida y la muerte a partir de textos bíblicos. Brahms realizó los primeros esbozos de la obra en 1861 y acometió el trabajo fundamental a partir de 1866, tras la muerte de su madre y de su protector Robert Schumann.

Un híbrido entre la cantata y el oratorio lleno de compasión y el optimismo, en donde el 5º movimiento, con sus maravillosos solos a cargo de la soprano, representa la memoria de esa madre.





Edward Grieg: A Mother's grief


Y para acabar el maravilloso poema de Edward Grieg en su versión para piano y chello.




Espero que las disfrutéis mucho seáis mamás o no.


Si os ha gustado y queréis conocer algunas otras obras de música clásica que hemos comentado para niñ@s, pinchad en el siguiente enlace.











Síguenos en nuestro grupo abierto de facebook o en mipágina personal

No hay comentarios:

Publicar un comentario