domingo, 26 de julio de 2015

MÚSICA CLÁSICA PARA NIÑOS: El pájaro de fuego, de Igor Stravinsky

Otro domingo más volvemos a rescatar una obra de música clásica que consideramos perfecta para disfrutar con vuestros niños. Os la podría acercar de muchas maneras: como un cuento popular ruso; como un ballet basado en ese cuento; como una suit sacada de ese ballet; pero sobre todo, y por ello la hemos traído a este nuestro pequeño auditorio, como un ejemplo fantástico para introducir la música del s. XX a los más pequeños.

La obra en cuestión es el Pájaro de Fuego de Igor Stravinski.  

 Léon Bakst, Pájaro de Fuego (bailarina), 1910

Una obra que nació a petición de Sergei Diaguilev, figura crucial en el arte de la primera mitad del s. XX además de empresario ruso que con una visión absolutamente innovadora fundó Los Ballet Rusos, formación con la que tuvo un éxito apoteósico y redescubrió este género para Europa.

 Cartel realizado por Pablo Picasso
 para los Ballets Rusos, 1920



Las causas de este éxito muchas y diversas. Os destaco tres: 
  • Diaguilev supo entender el espectáculo como un todo, como una obra de arte total en el que todas las partes tenían igual importancia -en sus ballets no era, como había sido hasta el momento, más importante la coreografía, el bailarín principal o la música-
  • Los ballets que representaban nunca eran largos, no duraban las tres horas de un ballet clásico habitual sino que en las tres horas que podía durar una función, se programaban tres ballets diferentes, ampliando con ello las posibilidades de agradar al público.


  • Pero, y sobre todo, supo rodearse de los mejores. Desde Picasso a Satie, pasando por compositores como Claude Debussy, Maurice Ravel, Darius Milhaud, Francis Poulenc o pintores como Matisse, Derain, Giorgio de Chirico, Natalia Goncharova, Iván Bilibin..., la lista es enorme, todos trabajaron para estos Ballets Rusos. Y, por supuesto entre estos nombres encontramos a Igor Stravisnky.


Retrato de Stravinsky realizado por Picasso.

Durante los últimos años del s. XIX y primeros del XX en la música clásica se va a producir toda una revolución que tendrá como resultado el replanteamiento del sistema por el que creamos la música y la apertura a nuevos procedimientos compositivos. Stravinsky es una de las figuras claves en esta apertura a nuevos sistemas. Siempre decimos, dentro del contexto de la música clásica,  que existen tres vías principales de renovación del lenguaje en estos años y cada una de estas vías se suele ejemplificar con la obra de un compositor. Sus nombres: Schönberg, Béla Bartók y Stravinsky.


Colocado Igor Stravinsky en su contexto, un último dato antes de comenzar a hablar sobre El pájaro de fuego. Cuando Diaguilev encarga a Stravinky componer este ballet, no os creáis que estamos ante esta figura consagrada.

Stravinsky era un joven con talento al que alguien con mucho instinto, así era Diaguilev, le da una posibilidad y él la sabe aprovecharla muy bien.

 
 El Príncipe Ivan tomando una pluma del pájaro de Fuego.
Ivan Bilibin, 1901

Estrenado en junio de 1910 en París, El pájaro de fuego es un ballet cuyo libreto esta adaptado de un célebre cuento popular ruso. Como para nosotros no es tan popular, o al menos cuando conocí esta obra para mí no lo era, voy a resumir la acción tal y como aparecía en el programa de los Ballets Rusos:



Ivan Zarevich ve un día un pájaro maravilloso, todo de oro y de llamas;
le persigue sin poder cogerle y sólo logra arrancarle una de sus brillantes plumas.
La persecución le lleva hasta los dominios de Kastchei el Inmortal, 
el temible semidios, que quiere apresarlo y convertirlo en piedra, como ya 
ha hecho con más de un valiente caballero. Pero las hijas de Kastchei y las trece 
princesas que son sus cautivas, interceden y se esfuerzan por salvarlo. Llega el Pájaro
de Fuego, que disipa los encantamientos y el castillo de Kastchei desaparece y 
las muchachas, las princesas, Ivan Zarevich y los caballeros son liberados y pueden
apoderarse de las preciosas manzanas de oro del jardin.


 Edmund Dulac

Basado en este argumento, Stravinsky compone un ballet que consta de diecinueve números que tuvo un éxito inmediato y considerable. No voy a hablar de la totalidad del ballet, sino que os propongo escuchar dos de las suites que el propio Stravisnky creó a partir de él. Es muy común, cuando un ballet funciona que se extraigan de él algunos números y con ellos se cree una suite del ballet, una música autónoma para ser interpretada en concierto. Stravisnky de este ballet hizo tres suites para orquesta (1911, 1919 y 1945). Hoyo escucharemos la de 1945 en  la  interpretación de Philharmonic Symphony Orchestra of New York dirigida por el propio Stravisnky en 1947.




Y como no, la suit de 1919 pues es la que Disney utilizó en su adaptación de El Pájaro de Fuego incluida en Fantasía 2000







Espero que os guste mucho y sobre todo lo disfrutéis con vuestros chavales.

El próximo jueves os hablaré en detelle de cada una de estas versiones.


Si os ha gustado y queréis conocer el resto de obras que hemos analizado y comentado en nuestra sección Música clásica para niños pinchad es los siguientes enlaces.






Síguenos en nuestro grupo abierto de facebook o en mipágina personal

No hay comentarios:

Publicar un comentario