viernes, 11 de octubre de 2013

Adivina cuanto te quiero, de Sam McBratney


En 1994 Sam McBratney publicaba un libro que en poco tiempo se iba a convertir en todo un clásico moderno de la literatura infantil,  Guess How Munch I love you (Adivina cuanto te quiero). En él de una manera tierna y soberviamente acompañado  por unas realistas ilustraciones de Anita Jeram realizadas en tinta y acuarela, se nos narra de manera cálida y sencilla la relación de profundo amor entre una madre liebre y su pequeña hija.



Es la hora de dormir. La pequeña liebre color avellana se agarra fuertemente a las orejas de su madre. Quiere captar su atención y no se le ocurre mejor idea que hacerlo con una adivinanza:  
 "...
Adivina cuanto te quiero- le dice 

-¡Uf! No creo que pueda adivinarlo
-contesto la liebre grande

-Así-dijo la liebre pequeña abriendo los brazos todo lo que podía.

La gran liebre color de avellana tenia los brazos aun más largos
..."

Así comienza una competición en la que la pequeña liebre  extenderá los brazos todo lo que le dan de sí, se alzará de puntillas, dará los saltos más grandes que sus patas traseras se lo permitan,... pero al final, los brazos, la altura y los saltos de la mamá liebre siempre ganarán por lo que necesitará  idear una nueva estrategia con la que demostrar su inmenso amor.
















"...
 La pequeña liebre color de avellano 
tenía tanto sueño que no podía pensar más.

Entonces miro por encima de los arbustos, 

hacia la enorme oscuridad de la noche. 
Nada podía estar más lejos que el cielo.

-Te quiero de aquí a la LUNA-dijo, y cerro los ojos

[...]
La gran liebre color avellana acostó  a la liebre pequeña en una cama de hojas [...] y le susurro con una sonrisa:



-Yo te quiero de aquí a la Luna… Y VUELTA
..."







El éxito de este libro en el que se nos plantea todo tipo de preguntas sobre cómo mostramos nuestras emociones y cómo influye esto en nuestro estado de ánimo fue, y continúa siendo, enorme. Finalista del prestigioso premio Kurt Maschler, el libro a día de hoy cuenta con todo tipo de ediciones (con disco, formato grande, formato pequeño, despegable, minidespegable...) varias secuelas que continúan las aventuras de liebre pequeña y su mamá, Adivina cuanto te quiero en primavera, verano, otoño e invierno o Adivina cuanto te quiero aquí, allí y en todas partes, página web propia, serie de televisión o aplicaciones para app que pueden ser descargadas desde su página web.



Un libro perfecto para leer a nuestros hijos justo en el momento de antes de ir a dormir y es que como nos dice Neal Hoskins en 1001 libros que hay que leer antes de crecer, los sensibles dibujos  y el texto consolador llevan al lector a largo del libro a un ritmo tranquilo, semejante a una nana.

Mientras os hacéis con el libro disfrutar de una de tantas versiones que encontramos en youtube.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada