martes, 29 de octubre de 2013

El mundo de Lothar Meggendorfer

Hoy en El mundo de... vamos a hablar de Lothar Meggendorfer (1847-1925) célebre pintor e ilustrador de origen alemán, considerado por muchos como el creador de los cuentos tridimensionales o pop-up.

Realmente Lothar Meggendofer no fue  el inventor de los libros tridimensionales. Los primeros libros en relieve para niños fueron creados por Robert Sayer, un editor londinense. Estos libros eran llamados Arlequinadas, ya que en ellos se utilizaban los personajes de la pantomima italiana. Lo que hizo Meggendofer fue llevarlos a un nivel muy superior respecto a los ejemplos previos mostrando una destreza sin parangón en sus creaciones por lo que muchos creadores modernos lo consideran el fundador de su arte y sus obras alcanzan precios desorbitados en las ferias de libros de anticuarios. 

En sus libros desarrollo técnicas muy elaboradas en las que utilizaba palancas, remaches y alambres para que los desplegables fueran más atractivo. Su reconocimiento hoy es tal que incluso existe un premio homónimo en su honor al mejor libro “pop-up” del año. 


Pero el atractivo de sus libros no se reduce a sus detallados despegables en los que suele representar escenarios diversos y bastante complejos como circos, parques o casa de muñecas. Lothar Meggendofer también goza de gran reputación por sus ingeniosos textos y sus dibujos graciosos, que le dieron una dimensión absolutamente innovadora, para su época,  a los libros tridimensionales. 

Algo que se ve perfectamente en la reedición que la editorial Esslinger Verlag hizo de  Die lustige Tante (La tía alegre), 1891 en 2007 en la que, pese a que su compleja técnica queda bastante simplificada, nos sigue mostrando su fantástico ingenio y la minuciosidad de su arte.


Aunque los títulos que podríamos citar aquí son muchos, la suma de todos sus logros y experiencias la vemos reunida en El Gran Circo Internacional, 1887 para muchos su obra maestra. Ya la crítica de su época supo ver que lo que había creado Meggendorfer no era un juguete sino un maravilloso instrumento educativo destinado tanto a niños como a sus mayores.


La primera edicion de este libro de más de 450 piezas separadas que se combinan y actúan sobre las seis escenas despegables de actuaciones cirquenses, fue publicada por el Establecimiento Schreiber en Alemania en el año 1887 y figura en la colección del Metropolitan Museum Of Art de New York. Existe otra versión editado en 1890 en Francia por la Nouvelle Librairie de la Jeunesse que se encuentra en el Museo Argentino del Juguete. Para aquellos que, como yo, no tengáis planeado un viaje a New York o Argentina os dejo este enlace en el que encontraréis un pequeño video con el que haceros una idea.

Muchas gracias por leernos y hasta mañana.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada