lunes, 14 de marzo de 2016

LIBROS PARA EDUCAR EN VALORES: Este alce es mío de Oliver Jeffers.

Como todos los lunes, comenzamos la semana con una recomendación literaria. La de hoy una historia sobre el verdadero sentido de la amistad firmada por el gran Oliver Jeffers. Su título: Este alce es mío.




El protagonista de Este alce es mío es Alfredo un niño bastante particular, que un buen día decide que ese bonito alce que pasa por allí va a ser suyo y solo suyo.

Alfredo tenía un alce.
No lo tuvo desde siempre.
El alce llegó un día y Alfredo supo,
sólo SUPO, que debía ser suyo.

 

Como a toda buena mascota le puso un nombre, Marcel y muchas reglas que cumplir: ir donde Alfredo quería; no hacer ruido mientras éste escuchaba música; acercarle las cosas cuando éstas estaban demasiado lejos; no alejarse mucho de la casa; servirle de refugio para guarecerse cuando llovía...  así hasta más de setenta normas que convertirían a Marcel en el mejor y más fiel compañero. 




Realmente a Marcel tanta regla no le resultaba fácil de cumplir, algo con lo que Alfredo no estaba muy de acuerdo. Y así pasaban los días hasta que una mañana, mientras daban una larga caminata hablando sobre los planes para las próximas vacaciones, sucedió algo terrible: 

Alguien más pensaba que el alce era suyo.



Y hasta aquí vamos a leer. Solamente decir que con gran sentido del humor el siempre genial Oliver
Jeffers
autor de libros tan especiales como El increible Niño comelibros, El corazón y la botella, Arriba y Abajo, Perdido y Encontrado... consigue que el alce y el niño lleguen a un estupendo acuerdo manteniendo su bonita amistad.




Una historia aparentemente sencilla en la que Oliver Jeffers, desde la diversión y el entretenimiento, nos vuelve a presentar un conflicto  profundo sobre un tema universal: la amistad entendida como propiedad, como pertenencia. Un tema tratado de manera ágil y dinámica, sin moralizarnos en ningún momento pero dándonos pie a la reflexión sobre el verdadero sentido de ésta tal vez más cercano a la lealtad que a la propiedad.

Los amigos no son propiedades, sino tesoros que hay que esforzarse por conservar.


Un libro en el que además debemos destacar que las aventuras de estos entrañables personajes discurren a través de las pinturas de Alexander Dzigurski.

Francamente brillante.




Este alce es mío obtuvo a finales de 2012 el premio Specsavers Children’s Book of the Year de los Irish Book Awards, premio que en 2007 ya le fue concedido por El increíble niño come libros.


Os dejo algunos títulos más de Oliver Jeffers que seguro que os pueden interesar.









Si te ha gustado, pinchando en el siguiente enlace accederás a otros libros sobre los que hemos publicado.






Síguenos en nuestro grupo abierto de facebook o en mipágina personal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada